Diseño centrado en el usuario (DCU). Diseño de escenarios y flujos de interacción

En entradas anteriores del DCU hemos visto en que consiste (aquí), y como desarrollar la etapa de investigación (aquí), este proceso que nos ayuda a mejorar un producto. Ahora le toca a la segunda etapa que es la de diseño de escenarios de uso y flujos de interacción.

A partir de los resultados de la primera etapa se puede elaborar un escenario de uso. Los escenarios de uso son una herramienta que facilita hacer hipótesis sobre las situaciones en las que se encontrarán los usuarios y las necesidades que tendrán para llevar acabo sus objetivos. Por lo tanto, no se utiliza como una forma de documentar las diferentes interacciones concretas de un usuario, sino que imaginando como los usuarios interactúan con el sistema podemos poner el contexto de uso y los objetivos del usuario.
Los escenarios son una descripción narrativa que nos explica a través de un ejemplo ilustrado un caso hipotético realista del uso de nuestra interficie. Este escenario ha de dar detalles sobre el contexto donde se utilizará el sistema, el tipo de usuario, de la necesidad que tiene este usuario y como interactúa con el sistema. Mas información sobre escenarios: http://www.infodesign.com.au/usabilityresources/scenarios
Estos escenarios ayudarán a generar una estructura de la aplicación y los flujos de interacción que se producen, permiten determinar los comportamientos y definir el QUÉ, CÓMO y CUÁNDO estará presente en el sistema. Los flujos se pueden representar gráficamente con cualquier herramienta de dibujo. Existen algunos lenguajes de símbolos como el de Jesse James (link). También se pueden usar herramientas como websequencediagrams (link) que son muy sencillas de usar.
Un ejemplo rápido del antes y el después del diseño de los cajeros de la autopistas:

Antes

  1. No se indica la funcionalidad de las ranuras del cajero, si las pantallas no funcionan (como es el caso), el usuario ha de adivinar que la ranura roja es la de la tarjeta.
  2. La ranura del recibo es vertical, a diferencia de la tarjeta, lo cual obliga a utilizar otros dedos de la mano (aparte del índice y el pulgar que tenemos sujetados con la tarjeta) para recoger el resguardo.
  3. El botón para solicitar el recibo está situado después de su respectiva ranura, con lo que dificulta la relación con este componente.

Después
  1. Se marcan muy claramente todos los pasos de la operación, destacando mediante la flecha iluminada la acción actual.
  2. Todas las ranuras y sus respectivas instrucciones están dispuestas horizontalmente.
  3. Todos los elementos de la interfaz están dispuestos de forma que son fieles al flujo de interacción natural del usuario.

Saludos,

Consultor tecnológico eCommerce, social media, SEO para pequeñas y medianas empresas, y emprendedor. Dedicado día a día al crecimiento en el área de negocios y participando en varios proyectos empresariales y de inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>